La competición deportiva, ¿Cómo afecta a los más pequeños? Parte II

En un post anterior sobre esta misma temática, comentamos aquellos aspectos psicológicos, sociales y físicos que pueden darse ante la en los niños. Valoramos todos aquellos aspectos que podían hacerle, en cierta forma, sufrir algún tipo de sufrimiento y os dimos algunas pautas para evitarlo.

Desde Let’s Dance, os hablaremos en esta segunda parte sobre la gran cantidad de conclusiones que se pueden sacar sobre este tema, por lo que abordaremos todos estos temas de manera más concluyente y analítica.

Como comentamos en el anterior post, muchos niños se obsesionan con la , y de ahí surgen algunos comportamientos que no deseamos. Bien es cierto, que todo necesita el complemento de la competición, quizás por motivación, o quizás para poder observar las capacidades de un y su mejora al largo plazo.

Dentro de este punto de competición, en algunas ocasiones, se le suele confundir al , motivándole para que saque los resultados esperados le estamos exigiendo, algo que él confundirá, pudiendo debatirse internamente ciertos aspectos morales que se deberían de evitar, todo ello motivados por la sociedad y sus superiores.

Al llegar de cualquier competición, muchas veces se les dice ¿Has ganado? ¿Cuántos puntos ha sacado tu rival? en vez de preguntar ¿Te lo has pasado bien? ¿Has disfrutado? Preguntas que denotan lo que ésta sociedad espera del deporte, sea la fase que sea, tanto para niños pequeños como adultos.

Hablando más del , el deporte en sí produce grandes niveles de estrés es algo que está muy estudiado. Y en muchos estudios, vemos que el papel del y de los padres es fundamental para canalizar esta relación de estrés ante las competiciones de los niños. Además, es muy importante que el entrenador al finalizar la sesión realice unos minutos de breve estiramiento y después dedique tiempo a la relajación muscular. Esto evitará tensión en el entrenamiento y en la futura competición, puesto que se llegará a un estado de relajación física y psicológica después de un largo y duro entrenamiento.

En definitiva, desde Let’s Dance, club de gimnasia y competición, creemos en la importancia que es evitar el estrés en la competición de los más pequeños, puesto que pueden conllevar a un desequilibrio emocional bastante importante, por lo que el papel del entrenador y de los es muy importante para poder criar a un niño con los valores adecuados en la competición. Para más información no dude en contactar con nosotros o visitar nuestra página web.

Deja un comentario

Please use your real name instead of you company name or keyword spam.